Una hamburguesa está compuesta de carne magra, y para que sea beneficiosa tienes que tener al menos un 90% de carne sin grasas.

Hay que evitar los métodos de cocción que necesitan grasa, como los fritos, no usar mayonesa ni quesos grasos. 

Si dominas la técnica para preparar una hamburguesa magra, podrás disfrutar de todos sus beneficios. 

La hamburguesa es una buena fuente de proteínas, hierro y vitaminas del complejo B que refuerzan la capacidad del hierro para mantenerte con energía.


Para conocer más sobre las propiedades positivas de comer hamburguesas, accede aquí


Publicado: 6 de Junio de 2017